Tener tu web traducida tiene 2 grandes ventajas: la leerán más personas y se posicionará mejor en google. Pero no son los únicos beneficios, verás:

1) Mejorarás tu marca

Ser conocido en muchos países dará a tu empresa el caché de “empresa consolidada”, porque son detalles como este los que transmiten al lector que se está visitando virtualmente una empresa seria y profesional. Y no hace falta que te diga que la confianza del cliente potencial es fundamental para generar ventas 😉

2) Aumentarás las ventas

Sí, sí… si tienes la web en inglés llegarás a más personas, por lo que estadísticamente aumentarán tus ventas 😀

Ya sólo necesitas saber cómo posicionarte en el extranjero, y si prefieres centrarte en el público nacional, también aumentarás tu público, porque harás que lean tu web los turistas que están en España.

                                                                         ⇑ IDIOMAS = ⇑ CLIENTES

3) Llegarás a más personas

Internet se ha convertido en nuestro confidente, recurrimos a él cada vez que necesitamos algo: “Oye Google, ¿dónde hay una peluquería?”, “¿cómo puedo llegar a casa de mi amigo?”, “¿cuánto me costaría ir a Londres?”.

Con esto quiero decir que tenemos que estar online para todos los públicos y así, todos los públicos nos encontrarán.

4) Incrementarás la visibilidad en los grandes buscadores como Google

Si un cliente que ha oído el nombre de tu empresa, lo primero que hará será investigar en internet para obtener más información sobre tus productos. ¡Si la web le da buen feeling contactará contigo sin duda!

5) Ahorrarás dinero

Tus clientes satisfechos pueden sugerir tu web a sus amigos y familiares, te ahorrarás así mucho gasto de marketing. Además, con el posicionamiento SEO reducirás el coste de publicidad.